Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Portal Informativo Venezolano

Quién es la mamá de Maduro.12-05-2017

Publicado en 16 Mayo 2017 por La Hemeroteca De Luis Rondon.over-blog.com

 

  

|

 

IMÁGENES: INVESTIGACIÓN DEL DIPUTADO WALTER MÁRQUEZ Y LA PERIODISTA NITU PÉREZ OSUNA

EMILY AVENDAÑO

 

@Emily_Avendano

MADURO | NICOLÁS MADURO | TERESA DE JESÚS MOROS |

Divagaciones y silencios incómodos rodean los orígenes del presidente Nicolás Maduro. Él dice que no habla de su madre precisamente por lo mucho que la amó. Su discreción o más bien soslayo atiza el misterio. Sin embargo, hay quienes se han dedicado a desbrozar el árbol genealógico del jefe de Estado y saben muy bien quién fue Teresa de Jesús Moros. Acá sus hallazgos

Es el secreto mejor guardado de la revolución. Tanto o más que las verdaderas circunstancias en las que ocurrió la muerte de Hugo Chávez. ¿Quién era la señora Teresa de Jesús Moros de Maduro? ¿Dónde nació? ¿Y por qué el Presidente Nicolás Maduro nunca la menciona?

Esta última pregunta la respondió el propio jefe de Estado el 14 de marzo de 2016, en el programa Siete Preguntas conducido por Ernesto Villegas: “Mi mamá es familia de frontera. En todo caso a mí no me gusta estarme refiriendo a ella. A mi mamá la amo mucho, demasiado… Mi mamá es sagrada, y de ella solo hablo desde mi corazón hacia adentro”.

La introspección del Presidente en lugar de aclarar, oscurece. Tal ha sido su tozudez de no mencionar su pasado que ni siquiera en su biografía oficial aparece el nombre de sus padres. “Nicolás Maduro Moros nació en Caracas el 23 de noviembre del año 1962. Tiene un hijo de nombre Nicolás y dos nietas: Paula y Sofía. Su infancia y juventud transcurrieron en la Parroquia El Valle”. Es una historia de contradicciones. Una cosa dice el texto y otra el dirigente. De su madre ha soltado pocas perlas, pero una de ellas fue: “Yo nací y me crie en un apartamento en Los Chaguaramos, en Valle Abajo, de 50 metros cuadrados, y ahí vivimos felices. Muy felices. Gracias a mi padre y a mi madre, crecí feliz en el amor de ellos. En el buen ejemplo… Mi familia se mudó en el año 58 y mi mamá nos parió a todos allí”.

Comienzan las suspicacias e intrigas. Los Chaguaramos ofrece la primera pista, paradójicamente con la muerte de Teresa. La mujer falleció el 25 de octubre de 1994 en el Hospital Domingo Luciani a las 8:30 de la mañana. El diputado Walter Márquez consiguió el acta de defunción en su investigación documental sobre la partida de nacimiento y nacionalidad de la cabeza del Ejecutivo. El texto revela que fue Nicolás —probablemente como el hombre de la casa— el responsable de acudir ante la primera autoridad civil del municipio Sucre a declarar la muerte de su progenitora. El documento sobre ella aporta los siguientes datos: murió a consecuencia de un desequilibrio hidroelectrolítico, obstrucción intestinal y adenocarcinoma, según certificó el doctor Juan Manuel Vieira de Olival; la finada tenía 65 años de edad, de estado civil viuda, ama de casa y era titular de la cedula de identidad N° 2.760.028. No dejó bienes de fortuna y estaba domiciliada en el edificio San Pedro, de Los Chaguaramos. Hasta allí todo bien. Sin embargo, Maduro atestigua que su mamá era natural de Rubio, Estado Táchira. Ahora sí, suenan las alarmas.

 

Teresa es cucuteña

Márquez enterró la cabeza en los registros y notarías de Caracas, Rubio, San Cristóbal y Falcón, en Venezuela. También fue a Ocaña, Cúcuta, Bogotá y Bucaramanga, en Colombia. Hallazgos hubo. El primero y más notable para saber quién fue Teresa de Jesús Moros Acevedo es su acta de bautismo. La emite la parroquia de San Antonio de Padua de Cúcuta —Norte de Santander, Colombia. A la niña nacida el 1° de junio de 1929 la bautizaron el 19 de octubre de ese mismo año. Era hija de Pablo Antonio Moros y Adelina Acevedo; sus abuelos paternos son Rafael Moros y Natividad Rodríguez; los maternos: José María Acevedo y Simona Escalante.

Habla entonces la periodista Nitu Pérez Osuna. Ella es capaz de recitar al dedillo el árbol genealógico de la familia materna del Presidente, al menos hasta donde la fe de bautismo lo permite: “En las venas del presidente Maduro no corre una sola gota de sangre venezolana. Toda su familia materna es colombiana, y eso está debidamente probado. Su padre sería venezolano, pero de él no aparece la partida de nacimiento. Aunque sí encontramos la de su mamá —la abuela paterna de Maduro— que indica que nació en Pamplona, Colombia”.

Ni el diputado, ni la periodista vacilan. No permiten hesitaciones. El diario cucuteño La Opinión tampoco. Desde el año 2013 advierten que doña Teresa no nació en Rubio, como declaró Nicolás; sino al otro lado de la frontera. El texto, firmado por Jairo Andrés Navarro, aporta más datos: su cédula de ciudadanía colombiana es la número 20.007.077 y fue expedida el 9 de diciembre de 1956 en Bogotá. En ese entonces vivía en un apartamento en la carrera 14A número 46-91 de esa ciudad.

Habría sido allí, en Bogotá, donde Teresa se casó. El dato lo aporta el acta de bautismo en una nota marginal que reza: “Contrajo matrimonio en la parroquia Nuestra Señora de Fátima con Jesús Nicolás Maduro el 1° de septiembre de 1956”. El papel, mostrado por Márquez, tiene el sello de la Diócesis de Cúcuta y la certificación de la firma del sacerdote Germán Omar Hernández Pinto.

La trama en este punto es confusa. Cuando el diputado solicitó ante la Arquidiócesis de Bogotá el acta de casamiento de Teresa y Nicolás padre no la consiguieron. La respuesta de Ricardo Pulido, delegado arzobispal para las Causas de Partidas, fue desconcertante. La misiva comienza por aclarar que la parroquia Nuestra Señora del Rosario de Fátima no se constituyó sino hasta cuatro años después de la fecha de matrimonio señalada. Explica que se ordenó indagar en cuatro parroquias cercanas, que “certifican que buscaron cuidadosa y diligentemente la partida de matrimonio… y no se encontró”.

El misterio de las partidas

Maduro tiene falla de origen. Se han señalado cinco lugares de nacimiento del Presidente en Caracas: El Valle —según Elías Jaua—, Candelaria —de acuerdo a Tibisay Lucena—, Los Chaguaramos —farfulló el propio gobernante—, Santa Rosalía —se lee en el acta de matrimonio de Maduro con su primera esposa: Adriana Guerra— y El Palotal, en Táchira —según el gobernador José Gregorio Vielma Mora.

Los abismos y sombras vienen de familia. De su padre Nicolás Maduro García tampoco se conoce su lugar exacto de nacimiento. En cambio se sabe que estudió bachillerato en el Colegio José Eusebio Caro, ubicado en Ocaña, Colombia. Su retrato aparece en el mosaico de egresados de esa institución, y en su ficha de inscripción se lee que nació en Cumarevo (sic), Venezuela; pero la partida de nacimiento de la hermana mayor del hoy mandatario —María Teresa Maduro Moros— suscribe que el señor era oriundo de Coro, y su propia acta de defunción ubica su nacimiento en Sabana Alta. Las tres localidades son del estado Falcón. Cada uno de estos documentos aparecen en el libro Nicolás Maduro es colombiano, de Nitu Pérez Osuna. La investigación también concluye que la primogénita de la unión Maduro-Moros nació el 21 de diciembre de 1956, en la Clínica Santa Rosa de Bogotá.

De la partida de nacimiento del jefe de Estado no se sabe nada. Se dejó ver un vestigio de ella tan solo durante cuatro segundos en la pantalla de Globovisión. Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), mostró en cámara una copia del libro de actas de nacimiento donde estaría la de Maduro. Era imposible de leer. Según ese papel, el dirigente nació en un lugar que ya no existe: la Policlínica Caracas, demolida en 1965. El acontecimiento ocurrió el 23 de noviembre de 1962, a las 9:03 de la noche. No obstante no lo llevan a la Jefatura Civil de Candelaria sino hasta dos años y cuatro días después: el viernes 27 de noviembre de 1964.

“Esas partidas de nacimiento fueron sacadas en lote”, afirma el abogado y político Enrique Aristeguieta Gramcko. Explica que el proceso se hizo con la ayuda de una gestora especializada llamada Isabel de Dommar debido a que el Código Civil vigente para ese entonces ordenaba la presentación de los niños a más tardar a los 20 días de nacidos. “La señora Dommar y los testigos son los mismos en varias de las partidas de nacimiento de ese día”, indica.

Los vaivenes de la identidad son engorrosos en esa familia. Teresa, la madre de Maduro, obtuvo su cédula venezolana en una unidad móvil de la Dirección de Identificación y Extranjería (DIEX), en Táchira. En el libro de Pérez Osuna se dice que “la señora Teresa viajó al Táchira acompañada de su hermana Emma, quien aprovechó para sacarse también su cédula venezolana, por eso las numeraciones son consecutivas a pesar de la diferencia de edades: V-2.760.028 y V-2.760.029, respectivamente. La señora Emma, en un arranque femenino, aprovechó para recortarse la edad, colocando en su cédula venezolana cinco años menos respecto a su cédula colombiana”. Es precisamente en la casa de Cúcuta de la tía Emma a donde el jefe de Estado habría ido a pasar varias de sus vacaciones de la infancia, temperar su entonces inocencia y en donde abundan los recuerdos de un joven larguirucho que disfrutaba de jugar fútbol.

La oveja negra

En El Valle hay vecinos que recuerdan al joven Nicolás, pero nadie nunca vio a Teresa. “De su mamá no me acuerdo. Él estudió conmigo en el Liceo Ávalos. Yo iba en segundo año y él en diversificado”, recuerda Ana Pereira, nacida, criada y quien todavía vive en esa parroquia caraqueña. Ningún vecino duda al señalar el edificio en el que vivió con su primera esposa: Adriana Guerra. La torre blanca y melón está en una esquina de la calle 14. Le llaman el edificio Fetratransporte. No solo le recuerdan allí, también en el bar-restaurant Valle City, en el abasto Tintalin y en el Bar Argentina, que ahora es un taller mecánico.

Ante la lluvia de archivos que prueban las raíces del Presidente, tanto Márquez, como Aristeguieta Gramcko y Pérez Osuna se preocupan ante la inoperancia de la Asamblea Nacional (AN). En febrero de 2016 se le encargó a la Sub Comisión de Asuntos Civiles, presidida por la diputada Denis Fernández, que investigasen la nacionalidad de Maduro. Pese a que Márquez tiene la documentación, nunca fue invitado a comparecer, ni a consignar su informe. La periodista dice que tampoco tuvo acceso a los resultados de la pesquisa: “Lamentablemente la AN no lo ha tomado con la seriedad del caso”. Mientras que Aristeguieta Gramcko asegura: “La AN le solicitó al Presidente consignar su partida de nacimiento y no lo hizo. Este es un terreno muy movedizo. Yo creo que no ha habido interés en demostrar eso. ¿Por qué? No lo sé. Pero en cambio sí se enfrascan en lo del abandono del cargo, que es más difícil de demostrar”. La diputada Dennis Fernández fue contactada para este trabajo, pero no mostró interés en divulgar los avances de su investigación —en caso de que los haya.

Márquez dice que Teresa “era una mujer del hogar, muy abnegada y consagrada a su familia. Sin embargo, hay muchas cosas oscuras. Yo no quiero irrespetar su memoria. La referencia que tengo es que era una buena persona”. El diputado es de la teoría de que el primer mandatario nació en Bogotá: “En la registraduría colombiana arrancaron las páginas del libro correspondientes a las letras n y m; al igual que el índice. Nicolás Maduro no nació ni con una comadrona, ni en una clínica. Nació en la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que declaró que él es venezolano por nacimiento”.

Aristeguieta Gramcko concuerda en que Teresa era “una muy buena persona, seria y muy responsable. Trabajaba en el Seguro Social y su expediente era impoluto. Una gente meritoria, pero en toda familia hay una oveja negra y ella tenía que lidiar con el hijo menor, que nunca estudió”.

Maduro dijo que su mamá quería que él fuese Papa. No le hizo caso. Sus hermanas mayores sí tienen estudios superiores: María Teresa es médico; Josefina es odontóloga y María Adelaida es administradora. Nicolás no entregó su vida a Dios, en cambio fue ungido para ser presidente de una república.

Comentar este post