Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Portal Informativo Venezolano

El significado de klaq declaracion de 14 paises tras el informe de Amagro.por Mariano del Alba.24-marzo 2017

Publicado en 24 Marzo 2017 por La Hemeroteca De Luis Rondon.over-blog.com

Apenas nueve días después de la publicación del informe del Secretario Luis Almagro, 14 países miembros de la OEA emitieron una declaración conjunta sobre la situación en Venezuela. En el párrafo inicial del documento, ratifican que “el diálogo y la negociación son la vía idónea para llegar a soluciones”, para luego calificar como “urgente” el establecimiento de un “calendario electoral”.

¿Qué dice la declaración?

Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay:

1. Ratificaron su “compromiso con la promoción y defensa de la democracia y los derechos humanos en el marco de la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana”.

2. Declararon haber recibido la actualización del informe de Luis Almagro, el cual prometen evaluar “con detenimiento” para “acordar el curso de acción que corresponda”.

3. Manifestaron que “la suspensión de un país miembro” de la OEA es “el último recurso” y que antes tendrían que “agotarse los esfuerzos diplomáticos en un plazo razonable”.

4. Hicieron “un llamado para que se cumplan a cabalidad los acuerdos alcanzados en el marco de las mesas establecidas” durante el proceso de diálogo presidido por los expresidentes y El Vaticano; y “avancen en la pronta identificación de soluciones concretas” para garantizar “la separación de poderes, el respeto al Estado de Derecho y las instituciones democráticas”.

5. Consideraron “urgente que se atienda de manera prioritaria la liberación de presos políticos, se reconozca la legitimidad de las decisiones de la Asamblea Nacional” y “se establezca un calendario electoral, que incluya las elecciones pospuestas”.

6. Por último, reiteraron su “disposición a colaborar con el pueblo y el gobierno de Venezuela” en todo lo “que pueda contribuir a una solución de los desafíos políticos, económicos y sociales”; ratificando que se mantendrán “atentos a los esfuerzos para abordar esos desafíos durante las próximas semanas para considerar los próximos pasos necesarios”.

¿Cuál es el significado para Venezuela?

1. La emisión de esta declaración demuestra el impacto generado por la publicación del informe del Secretario General de la OEA, Luis Almagro. Aunque este grupo de 14 países apenas acusan recibo del informe y prometen evaluarlo, no descartan ninguna de las propuestas de Almagro, ratificando incluso la posibilidad de suspensión de Venezuela de la OEA, pero recordando que sería un “último recurso”, luego de realizarse esfuerzos diplomáticos que durarían un “plazo razonable”. Esta última aclaratoria sí representa un desmarque de lo sostenido por Almagro, quien en su informe concluyó que se habían “cerrado” y “agotado” “las vías de diálogo, de buenos oficios, de misiones de fact finding, de gestiones diplomáticas y de acercamiento”.

2. La declaración ratifica que la preferencia de la comunidad internacional –incluyendo a los gobiernos más críticos con el régimen de Nicolás Maduro que son parte de este comunicado– es que la grave crisis que enfrenta Venezuela sea resuelta por el “diálogo” y la “negociación” entre los venezolanos. En este sentido, hay que destacar la exhortación en el documento al cumplimiento de “los acuerdos alcanzados en el marco de las mesas” dirigidas por los expresidentes y El Vaticano. Esto demuestra que incluso estos países mantienen algún grado de esperanza en esos esfuerzos, pues en ese mismo párrafo recomiendan que se avance “en la pronta identificación de soluciones concretas”. Por ende, inclusive estos 14 países parecen no dar por culminados los esfuerzos de “diálogo”, al mismo tiempo que ratifican su disposición a contribuir “a una solución a los desafíos políticos, económicos y sociales” que vive Venezuela, quizás abriendo la puerta a que en un futuro cercano se intente ampliar el grupo de mediadores ya involucrados.

3. Que el comunicado califique como “urgente” y “prioritaria” la liberación de los presos políticos, el reconocimiento de las decisiones de la Asamblea Nacional y el establecimiento de “un calendario electoral, que incluya las elecciones pospuestas”, está parcialmente en sintonía con lo que prevé el informe de Almagro. Asimismo, vislumbra que la visión de estos 14 países es que la única forma que los esfuerzos de “diálogo” y “negociación” avancen fructíferamente es si se atienden estos temas. Sin embargo, demuestra que, en buena medida, la vía pública que buena parte de la región sigue considerando como idónea para ejercer presión por los asuntos que importunan al gobierno de Nicolás Maduro, es la emisión de comunicados conjuntos.

4. Los 14 países prometen estudiar detalladamente el informe Almagro para luego “acordar el curso de acción que corresponda”. La medida concreta que podrían tomar según la Carta Democrática sería la determinación de que en Venezuela existe una “alteración del orden constitucional que afecta gravemente el orden democrático”, lo que equivaldría a una declaración de que en el país no hay democracia. Para ello, harían falta 18 votos. Aunque sería lógico suponer que los 14 países que suscriben el comunicado votarían eventualmente por tal opción, esa suposición no aplica a todos los países. Uruguay declaró luego de la publicación del informe Almagro que “aún no se puede aplicar la Carta Democrática a Venezuela”, por lo que si se daría pronto la votación es probable que no acompañaría al resto de los países. Otro Estado que suscribe el comunicado y podría ser una incógnita es Panamá, quien recientemente ha evaluado acuerdos para la cooperación comercial y alimentaria con el gobierno de Maduro. Sólo Belice, quién no firmó el comunicado por estar presidiendo el Consejo Permanente de la OEA, podría contarse como uno de los votos probables a favor de aplicar la Carta, además del resto de los países que suscriben la declaración. Todo lo anterior demuestra que es pronto para pensar que la Carta será aplicada en el corto plazo. La declaración es una nueva advertencia, pero confirma que todavía no hay disposición de al menos 18 países para tomar medidas, especialmente si se tiene en cuenta que los 14 países que suscriben buscaron el apoyo de al menos cuatro países más para esta declaración.

5. Teniendo en cuenta lo anterior, ha trascendido que es probable que la próxima semana estos 14 países sometan a la consideración del Consejo Permanente el texto de esta declaración para tratar que sea adoptada, pudiendo así evaluar preliminarmente las posiciones de los Estados. En cualquier caso, la atención seguirá sobre Venezuela, el tiempo avanza, y cada vez es más probable que la OEA pase de la declaración a la acción.

Comentar este post